¡Bienvenido s.XXI, bienvenidas nuevas tecnologías! Todos somos conscientes que desde temprana edad tenemos fácil acceso a cualquier tipo de tecnología, smartphones, tablets, videojugeos, televisión,… Vivimos en la era de las tecnologías, con un solo click tenemos el mundo a nuestros pies. Se acabó el usar cabinas, el memorizar números de teléfono, preguntar para llegar a un nuevo destino, leer varios libros para realizar cualquier trabajo en el colegio, buscar fotos de interés en revistas,…todo ha cambiado.

Hoy en día todo ser humano dispone de un teléfono móvil que lleva con él a todas partes, sin embargo cuando nos lo dejamos en casa, nos quedamos sin batería, sin cobertura  o sin wifii, nuestra respuesta fisiológica se activa. Empezamos a sentir una ligera taquicardia, ansiedad, un gran vacío, dolor de estómago, dolor de cabeza, pensamientos obsesivos, dependencia,… ¿A cuántos de vosotros os suena estos síntomas? Si es así habéis sufrido el denominado NOMOFOBIA. La nomofobia es un miedo irracional a estar sin teléfono móvil. Proviene del anglicismo `nomophobia´ (no-mobile-phone-phobia). Un estudio reciente confirma que al menos la mitad de la población sufre este trastorno sin saberlo.

Como decíamos anteriormente, tenemos el mundo a nuestro alcance, sin esfuerzo, en cualquier lugar, a cualquier hora. Tenemos las noticias actualizadas, nuestros mensajes, chateamos, disponemos de redes sociales para subir nuestras fotos y ver la de los demás, podemos distraernos con juegos, podemos leer libros, escuchar música,…Sin embargo, y hablamos sobre todo de la gente joven, nadie nos ha enseñado a vivir sin el móvil, a tener otros recursos, otras opciones. Tanto por trabajo como por ocio hacemos uso del dispositivo. Cuando no disponemos del móvil nos sentimos perdidos, es la nueva enfermedad del s.XXI, puede llegar a ser una adicción.

Queremos hacer un rápido perfil de aquellas personas que pueden estar sufriendo Nomofobia.

-Tienen poca confianza en ellos mismos

-Tienen una necesidad de ser aceptado por los demás para sentirse bien

-Incapaces de disfruta del tiempo libre/ocio sin el móvil

-Padecen una baja autoestima

-Carencia en las habilidades sociales

-Poca resolución de conflictos

-Suele aparecer más en adolescentes


Ese enganche que se produce es debido a que constantemente estamos mirando el móvil, tenemos un refuerzo intermitente cada vez que recibimos un mensaje, una llamada, vemos una foto que nos gusta, ganamos la partida que estamos jugando, y es cuando nuestro cerebro segrega dopamina. La Dopamina es un neurotransmisor vinculado al placer, que nos genera mayor adicción o dependencia.


Queremos acabar transmitiendo que las nuevas tecnologías son muy útiles ya que nos permiten estar siempre comunicados, actualizados, nos ahorran tiempo,…pero tenemos que hacer un buen uso de ellas. Hay que usarlas con moderación para prevenir este tipo de patologías sobre todo en niños y adolescentes. Es imprescindible darles una buena educación de su uso, pautar unas normas, y ser muy estricto con el tiempo que dediquemos a su manejo.

 

 

 

Share This